Antoni Gaudí es un arquitecto que no necesita presentaciones. A los 31 años recibió su primer encargo: diseñar y construir una casa de vacaciones para la familia Vicens en el barrio barcelonés de Gracia. La obra acabó dos años después (en 1885), y en 1925 se instalaron tres familias, convirtiendo la villa en tres viviendas. Una ampliación que corrió a cargo del colega de Gaudí, Joan Baptista Serra de Martínez, ya que el primero ya estaba totalmente inmerso en su mayor obra: la Sagrada Familia.

Después de 132 como vivienda privada, la Casa Vicens pertenece a la banca andorrana MoraBanc desde hace tres años. El mismo tiempo que se ha tardado en su restauración, donde se han invertido cuatro millones y medio de euros. Con la intervención se ha pretendido dejar la casa tal y como la proyectó su autor, con el objetivo de transformarla en un museo y abrir sus puertas por primera vez al público. Hecho que sucedió el pasado 16 de noviembre con la presentación de la reforma.

casa-vicens-maquetas-molde

Foto: Galería Casa Vicens

En la segunda planta se ha ubicado una exposición permanente que ayuda a conocer mejor al arquitecto. En la sala se profundiza en los primeros pasos de Gaudí en la arquitectura tras finalizar sus estudios en la Escuela Provincial de Arquitectura de Barcelona. Además de realizar un repaso por el contexto social y cultural de la Vila de Gràcia, que por aquel entonces aún no pertenecía a Barcelona. La muestra incluye una pieza audiovisual, mesas interactivas con documentos históricos, planos y maquetas, además de piezas originales del edificio. Uno de los objetos más curiosos es un molde en forma de hoja que se usó para modelar la verja de hierro del exterior.

La primera casa, la casa pròpia, la casa manifest

La primera casa, la casa propia, la casa manifiesto. Este es el nombre que recibe la primera exposición temporal que acompaña a la apertura de puertas de este edificio considerado Patrimonio Mundial de la Unesco desde 2005. El profesor de Historia del Arte y Arquitectura en la Escuela de Arquitectura de Barcelona, y actual director de la Càtedra Gaudí, Juan José Lahuerta ha sido el encargado de poner en marcha esta muestra.

Se trata de una colección de 14 maquetas arquitectónicas que representan las primeras obras o las viviendas familiares de una serie de importantes arquitectos internacionales. Entre las 14 casas a escala escogidas, se encuentran obras representativas de arquitectos que compartieron época con Gaudí, como Viollet-le-Duc, Philip Webb, Frank Lloyd Wright, Victor Horta o Charles Rennie Mackintosh.

Esta primera exposición temporal estará disponible durante seis meses. Es una oportunidad única para entrar de lleno en la primera obra de Gaudí, al tiempo que disfrutas de as primeras obras de los arquitectos más famosos de Europa y parte de América. Para planear bien la visita y poder verlo todo con tranquilidad, el acceso de los visitantes se realiza en grupos de 20 personas máximo cada veinte minutos.

Así que si vives cerca de Barcelona o tienes la posibilidad de viajar hasta allí, puede resultar una visita muy interesante si eres un amante de la arquitectura y, como no, de las maquetas.

 

Foto del artículo: Web oficial de Casa Vicens