¿Estás pensando en elaborar una maqueta arquitectónica? ¿Sabes que con unos pequeños consejos puedes ahorrar mucho en materiales? Muchos estudiantes de arquitectura y también profesionales que deben elaborar maquetas, pueden utilizar materiales reciclados y técnicas para ahorrar dinero y tiempo en su elaboración.

Realizar maquetas arquitectónicas puede resultar muy costoso debido a la necesidad de utilizar distintos materiales:

– Diferentes tipos de papel.

– Maderas.

– Pegamentos, colas y adhesivos.

– Pintura.

Elaborar maquetas de calidad requiere de mayor o menor inversión dependiendo del tamaño y fidelidad con la que se quiera realizar. También depende del tipo de proyecto, pero con un poco de ingenio pueden construirse maquetas profesionales con mucho menos presupuesto a través de la planificación a la hora de utilizar los materiales y la reutilización de elementos guardados de maquetas arquitectónicas anteriores.

Si necesitas comprar un material aprovéchalo al máximo

La mayor parte del gasto a la hora de realizar una maqueta se invierte en el papel. Es necesario planear y medir bien la cantidad que necesitamos. Un error muy común de maquetista amateur es comenzar cortando el papel por el medio, de esta forma se pierde mucha cantidad que, dependiendo del tipo de papel, puede encarecer mucho el presupuesto. Para sacar el máximo provecho al papel:

– Analiza bien las fachadas y ángulos para una utilización eficiente de los materiales.

– Comienza cortando el papel por la parte superior.

– Ve bajando poco a poco controlando la superficie necesaria.

Guarda piezas de maquetas

– Conserva partes de maquetas que vayas realizando, ya que pueden servirte como elemento para futuras maquetas.

– Muebles, columnas y cualquier elemento individual puede ser reutilizado, bien sin modificar, bien aplicando ciertos cambios de adaptación para futuras maquetas.

– Guarda los elementos en un lugar cerrado y libre de humedad para favorecer su conservación.

– Ahorrarás dinero y lo más importante, tiempo.

Reciclaje de las bases de tus maquetas

– Invierte más presupuesto en la base si es necesario ya que un buen soporte influye directamente en el resultado estético de las maquetas.

– Coloca una base de “cascarón de huevo” u otro tipo de cartulina que cubra la madera para poder reutilizarla en el futuro.

– Limpia bien la base antes de colocar una nueva maqueta sobre ella.

Materiales de ambientación y texturas

Es un punto vital para dar una estética profesional a las maquetas. Por lo general los elementos de ambientación aportan vida a la maqueta: árboles, siluetas o escalas humanas, coches. De esta forma se consigue una sensación de realidad.

– Puedes guardar este tipo de elementos de ambientación para futuras maquetas.

– Retira los elementos con un exacto y lija la base para eliminar los restos de adhesivo.

– Guarda los elementos en un lugar cerrado y sin humedad.

Con estos consejos ahorrarás mucho dinero, sobre todo a largo plazo, además de contar con materiales y recursos que reducirán los tiempos de construcción.