Cómo utilizar impresoras 3D para maquetas. Todo lo que debes saber sobre las maquetas 3D lo encontrarás en este artículo.

La impresión 3D ya se está utilizando en diferentes ámbitos, como la medicina, la ingeniería, la arqueología, la moda y la arquitectura, entre otros. Hace algún tiempo no hubiéramos imaginado la de ideas que se pueden plasmar en un modelo tridimensional.

La impresión 3D en la arquitectura está alcanzando unos niveles de realismo y perfeccionamiento increíbles, es por ello que las impresoras 3D se han convertido en una herramienta indispensable para la fabricación de maquetas arquitectónicas.

En este post te contamos cómo utilizar impresoras 3D para maquetas. ¡Sigue leyendo!

 

maqueta-hiperrealista

 

Maquetas arquitectónicas fabricadas con impresoras 3D

Las maquetas son la expresión más real de cómo será un edificio una vez construido y las impresoras 3D están cada día más presentes en este tipo de maquetas. Gracias a las maquetas arquitectónicas, el usuario puede tener una visión anticipada de cómo será el edificio que se va a construir antes de comprarlo.

Las maquetas de arquitectura se llevan utilizando desde hace muchos años, pero su forma de fabricación ha ido cambiando. Antes se construían de una forma más artesanal, pero hoy en día se utilizan herramientas innovadoras para fabricar maquetas con un nivel de detalle mucho más limpio, como por ejemplo las impresoras 3D.

 

 

Por qué son importantes las impresoras 3D para las maquetas

Como hemos comentado, antes de la llegada de las impresoras 3D, las maquetas se fabricaban de una forma mucho más artesanal, todo se tenía que hacer a mano, y los resultados solían ser auténticas obras de arte, pero, eran bastante costosas, ya que requería muchos puestos de empleo y cientos de horas de trabajo. Además, era un trabajo que sólo podían realizar los profesionales especializados en ello.

Gracias a las impresoras 3D se pueden crear todas y cada una de las piezas que componen una maqueta arquitectónica, incluso se pueden fabricar maquetas enteras. Es por ello que con la impresión 3D en arquitectura se ahorran muchas horas de trabajo y además, se consiguen los mejores resultados, con una calidad y realismo inmejorables.

Por otro lado, fabricar una maqueta con una impresora 3D simplifica y acorta notablemente los procesos de diseño en arquitectura. Con los modelos 3D se pueden realizar cambios necesarios de última hora antes de realizar la impresión de la maqueta, sin tener que gastar material o recursos. Además, el flujo de trabajo de un maquetista y un arquitecto es mucho más eficiente y rápido.

Por último, otra de las ventajas de la fabricación de maquetas con impresoras 3D es que pueden acortar notablemente los procesos de producción al estar en el mismo estudio de arquitectura.

La impresión 3D es perfecta para pequeñas organizaciones, para que puedan realizar procesos más complejos de forma rápida y económica. En Maquetas Tech solemos crear la estructura inicial de la maqueta con impresoras 3D, pero en la actualidad es muy común encontrar maquetas hechas 100% con impresoras 3D.

 

 

Cómo funcionan las impresoras 3D para maquetas

Las impresoras 3D utilizan múltiples tecnologías de fabricación, lo que hacen es crear un objeto con sus 3 dimensiones. Esto lo consiguen construyendo capas sucesivamente hasta conseguir el objeto deseado.

Actualmente existen incluso escáner 3D que escanean el objeto y directamente se puede ver en el ordenador, para después imprimirlo. Esto lo hace todavía más sencillo, de hecho con estos escáneres, crear un objeto 3D puede ser igual de sencillo que hacer una simple foto.

Esperamos que os haya gustado este artículo sobre cómo utilizar impresoras 3D para maquetas. Para cualquier consulta, no dudéis en poneros en contacto con nosotros. ¡Hasta la próxima!