Las nuevas tecnologías han permitido que se pueda representar la realidad antes incluso de crearla. Esto es lo que se consigue con lo que se conoce como maqueta arquitectónica. Gracias a estos prototipos, el sector de la vivienda ha podido potenciar aún más su estrategia de comunicación y marketing.

Qué es una maqueta

Una maqueta arquitectónica es una representación a escala reducida, pero perfecta, de lo que va a ser un proyecto inmobiliario. Esta réplica puede ser digital o física y suele estar hecha de madera, corcho o plástico. Aunque la última revolución están siendo las maquetas hechas con impresión 3D.

Las maquetas se han utilizado siempre para representar construcciones de gran envergadura, por lo que han sido muy útiles para sectores como el aeronáutico, el de la automoción o el de la vivienda.

El poder de las maquetas en el sector inmobiliario

La innovación es una manera muy útil para captar clientes por parte de una inmobiliaria. Este es el caso de las maquetas hechas por medio de la realidad virtual. Sus características son tan atractivas que permiten que los consumidores sean capaces de imaginar el resultado final de un proyecto sin que este esté aún ejecutado.

Por este motivo, las maquetas son muy poderosas para la promotora por varios motivos:

1. Ahorran costes:

Tanto las maquetas físicas como las digitales permiten ahorrar dinero, ya que se puede visualizar la ejecución del plan arquitectónico con el tiempo suficiente para corregir errores si es que los hubiese. Ahorrar tiempo es sinónimo de reducir la inversión necesaria para llevar a cabo un proyecto.

2. Valor añadido:

Poder presentar a los clientes la idea de lo que será o va a ser su casa hace que los consumidores perciban el producto con un valor añadido que puede diferenciar a la inmobiliaria o promotora escogida de su competencia.

3. Mayor confianza o engagement:

Cuando una empresa del sector de la vivienda se muestra actualizada en cuanto a innovación y nuevas tecnologías la percepción de sus clientes es mucho más positiva. Si una promotora se molesta en contar con lo último en tecnología esto significa para los consumidores que es mucho más digna de su confianza que otras que se han quedado estancadas en el pasado. Esto se debe a que el perfil de los clientes ha cambiado mucho en los últimos años y se ha vuelto mucho más tecnológico.

En definitiva, las maquetas han sido siempre necesarias como parte del diseño de un proyecto inmobiliario, tanto como elementos de comunicación como medios de propaganda. En la actualidad, existen numerosos tipos de software específicos para la creación y diseño de proyectos inmobiliarios. Unos avances que han supuesto un antes y un después en el sector de la vivienda.