Cuando el hombre comenzó a construir no se utilizaba más que barro y piedras. Luego vino la madera, los metales, el cemento… Pero la historia de la construcción no ha hecho más que empezar; por ello, los materiales van evolucionando al mismo ritmo que la sociedad. Hoy os traemos una lista de los materiales que revolucionarán el futuro de la arquitectura, e incluso algunos, ya se están empezando a incorporar en nuevas edificaciones.

1. Cemento termocrómico

Se trata de un proyecto llevado a cabo por Gloria Pérez, doctora en Física, y consiste en un revestimiento para edificios inteligente. A simple vista parece polvo de cemento normal, pero se le añaden unos pigmentos termocrómicos que hace que el material cambie de color según la temperatura. No se trata de un avance en la estética, sino una adaptación de las tonalidades grises del cemento para aumentar o disminuir la temperatura superficial de una fachada. De esta forma, se mejora la eficiencia energética del interior. Para que esto funcione, cuando las temperaturas sean bajas, el cemento se oscurece absorbiendo los rayos de luz; y ocurre lo contrario cuando la temperatura asciende.

2. Madera transparente

No hablamos de una lámina tan fina que podemos ver a través de ella, no. Lo que un grupo de científicos suecos ha conseguido es que un trozo de madera grueso deje pasar la luz porque es translúcida. Para conseguir este material, se elimina la lignina (un polímero natural presente en las paredes celulares de las plantas) y se pone en su lugar polimetilmetacrilato, un polímero plástico que tiene alrededor de un 93% de transparencia. Tiene algunas ventajas respecto al cristal, ya que es más resistente, y se puede reciclar con mayor facilidad.

3. Ladrillos de plásticos y colillas

Gran parte de los residuos que se acumulan en todo el planeta se compone de materiales plásticos, uno de los más contaminantes. Hay muchas formas de reciclar el plástico, y una de ellas es transformándolo en bloques que sirvan para construir casas. Se trata de un sistema de construcción más barato, por lo que sirve de gran ayuda para las zonas menos desarrolladas. El arquitecto colombiano Óscar Méndez ha creado unos ladrillos de plástico reciclado con unas ranuras que hacen que la edificación se parezca más a un puzzle, donde cada pieza encaja perfectamente con la siguiente.

Otra forma de reciclar bastante curiosa es la fabricación de ladrillos con colillas de cigarros. El encargado de desarrollar este material ha sido un equipo de investigadores del Royal Melbourne Institute of Technology. Estos aseguran que, usando solo un 1% de la colilla, se disminuye la emisión de gases tóxicos de las ladrilleras y además se reduce el impacto medioambiental de las colillas, que dejan el suelo impregnado de componentes tan nocivos como el arsénico, el cromo o el níquel.

4. Cemento que se ilumina

Si puede cambiar de color… ¿por qué no va a producir luz? José Carlos Rubio, un investigador mejicano, ha desarrollado este cemento capaz de absorber y producir energía lumínica hasta doce horas consecutivas. Esto o convierte en un material bastante interesante para iluminar carreteras, caminos y fachadas sin necesidad de realizar una instalación eléctrica.